Consejos para reformar un restaurante

reformar un restaurante

Consejos para reformar un restaurante

A la hora de reformar un restaurante hay ciertos aspectos que nos se pueden pasar por alto como si de una reforma integral de una casa se tratase. En las reformas de hostelería hay que comprender que todo negocio precisa cada cierto tiempo efectuar una inversión en decoración o bien una mejora en su distribución, así como la imprescindible renovación de instalaciones.

Todo lo que debes saber antes de reformar tu local de hostelería

Las reformas de bares y restaurantes no son difíciles, mas precisan algo de esmero y en casi todos los casos va a ser preciso parar la actividad a lo largo de unos días. En el momento de iniciar la reforma, además de esto, hay que asegurase de cumplir con la normativa aplicable y desarrollar un trabajo de diseño y planificación esencial. Debemos ver la reforma y la decoración como una inversión a medio y a largo plazo que repercutirá para bien en los ingresos económicos que se tendrán.

El estilo que deseamos darle a nuestro local de hostelería es uno de os aspecto que puede distinguirnos de la competencia. Por este motivo, debemos optar por una estética atrayente y diferente que logre captar el mayor número de clientes y comensales posible, una estética llena de elementos agradables con un diseño atrayente en el que prime la calidad de los materiales usados.

Por otro lado, uno de los recursos más empleados hoy en día en el momento de reformar un local de hostelería, es la colocación de una barra en la zona de acceso donde poder tomar un refrigerio ya antes de pasar a la mesa a comer. Asimismo puede ser una zona interesante para crear un entorno informal.

De la misma manera que en otros muchos aspectos, la decoración de los locales de hostelería asimismo presenta la tendencia de evocar estilos del pasado. Si bien se pueda intentar una estética que no encaje con tu personalidad o bien con el aire que quieres dar, un toque vintage puede ser una gran idea para tu restaurante a reformar.

A su vez, el comedor ha de ser un sitio agradable sin ruidos. Se puede insonorizar el local forrando con paneles de madera las paredes o bien con algún género de material que reduzca  los fuertes estruendos de la cocina. En locales grandes pueden instalarse también biombos, paredes divisorias y sistemas modulares.

Y n podemos olvidarnos de los colores. El color escogido transmitirá emociones y sensaciones. El color puede ser el aliado idóneo para dar el toque que queremos. Azul, amarillo, verde o bien naranja son colores que van a trasmitir sensaciones con las que podemos jugar, provocando emociones diferentes entre nuestros clientes del servicio.

¿Has tomado nota de estos consejos para tu reforma? Si quieres saber más o recibir un trato más personalizado, recuerda que puedes contactar con nosotras para resolver tus dudas.

No hay comentarios aun...

Publica un Comentario