La repercusión de la aerotermia como sistema energético en el hogar

aerotermia como sistema energético

La repercusión de la aerotermia como sistema energético en el hogar

La calefacción, el aire acondicionado y el agua caliente sanitaria en los edificios residenciales siempre han sido uno de los factores que más inciden en el consumo de energía. Este consumo supone que se emplee al menos el 55% de la energía total, lo que no solo incide directamente en el gasto anual de unos 1.500 – 2.500 euros, sino que también depende del impacto medioambiental del sistema integrado.

Por lo tanto, en la actualidad existen soluciones más funcionales que no solo pueden ayudarnos a ahorrar consumo de energía, sino también a reducir el choque nocivo sobre el ecosistema. La energía térmica residencial es una forma de obtener el 80% de energía limpia, porque la energía térmica del aire se emplea como un sucesor verde del aire acondicionado y el agua caliente sanitaria. Esta clase de sistemas también se contemplan como renovables, ya que el beneficio puede rebasar el 100% a causa de su operatividad.

La aerotermia, cuando se utiliza en domicilios con todos los niveles de evolución tecnológica presente, a pesar de que su coste inicial sigue siendo superior al coste del sistema tradicional, puede eliminar por completo las emisiones de CO2 y obtener ahorros a medio y largo plazo.

 ¿Por qué será la futura calefacción en tu hogar?

 La calefacción, el aire acondicionado y el ACS en la mayoría de los hogares no son artículos de riqueza, sino necesidades básicas. Aunque, como hemos mencionado con anterioridad, esta necesidad básica ejecuta el 70% de la energía consumida y es uno de los principales factores que tienen mayor choque en el dióxido de carbono, y por tanto tiene un impacto perjudicial en la tierra.

Hoy por hoy, no solo las empresas grandes están desarrollando estructuras con más beneficios tecnológicos, sino que también hay cada vez más potencialidad de usuarios. Muchas personas deciden modificar el sistema de calefacción de gas tradicional para lograr un sistema de calefacción más sostenible establecido en la aplicación de la electricidad, como en el caso de los dispositivos de calefacción de aire domésticos.

En vez de quemar procedentes petroquímicos que emiten dióxido de carbono y otros contaminantes al ambiente, utilizan un método puro con un provecho mayor al 100% y han obtenido la certificación de recursos renovables del Parlamento Europeo.

¿Por qué se postura  en las construcciones nuevas por la aerotermia?

Según la Directiva 2010/31/UE, desde el 31 de diciembre de 2018 todos los inmuebles públicos nuevos deben ser edificaciones con un consumo energético prácticamente nulo (EECN). La tecnología de la aerotermia es un potente asociado en la calefacción y el aire acondicionado del hogar y en la consecución de las finalidades anteriores.

Beneficios de la aerotermia

  • Puede economizar energéticamente: Tiene una alta eficiencia energética y bajos costos operativos que si lo equiparamos con otros sistemas menos eficientes, experimentamos un ahorro de energía que supera incluso el 60%.
  • Gratifica diversas obligaciones térmicas. El calor del aire doméstico puede satisfacer distintas necesidades de calor: calefacción en invierno, refrigeración en verano y agua caliente sanitaria durante todo el año. Además, si tiene un sistema de recuperación de calor, puede obtener ACS gratis durante la fase de enfriamiento.
  • El sistema es compatible con otras fuentes de energía 100% renovables (como la energía solar térmica y la solar fotovoltaica).
  • Fácil instalación. Requiere muy poco espacio. Si no disponemos de sala de calderas, es ideal.
  • Se recomienda encarecidamente utilizar donde no haya abastecimiento de gas natural.
  • Energía gratuita y renovable. Utilizan el calor del aire para trabajar, por lo que es una energía gratuita e indefinida.
  • Son muy silenciosos, lo que lo hace más sugestivo.
No hay comentarios aun...

Publica un Comentario